Su bolsa está vacía.

El anillo de compromiso de diamantes redondos

 

Diamante de talla redonda, una forma con mil fragmentos

El diamante redondo, también conocido como diamante de talla brillante, es la forma más famosa de diamante. Gracias a su brillantez y brillo excepcional, esta forma gana la aprobación de todos con un porcentaje de ventas anual del 75%. Por tanto, comprar un diamante redondo representa una buena inversión. 

Con proporciones perfectas y un tamaño ideal, el diamante brillante redondo encaja perfectamente como anillo de compromiso, así como como colgante para realzar el encanto de un collar, una gargantilla o, para engastar una pulsera. Descubre con nosotros todos los secretos y características del diamante redondo.

Características de un diamante redondo

En el mundo de la joyería, es posible calificar la forma de un diamante como "cortado". Así, existen tamaños redondos, princesa, ovalados, pera, corazón, etc. Sin embargo, esto no debe confundirse con el término "cortar un diamante", que más comúnmente define el acto de "pulir" un diamante en bruto para darle brillo y brillo. 

En cuanto a la talla brillante-redonda, se caracteriza por 58 facetas, distribuidas entre el pabellón, el rondiste y la corona del diamante, con una relación típica que varía entre 1,00 y 1,02. Este corte, que se casa naturalmente con el cristal del diamante en bruto, maximiza el brillo y el fuego de la piedra preciosa. 

Aunque inicialmente se desarrolló en Europa, esta forma de diamante se considera el corte americano ideal. Este brillo redondo es el más buscado en la industria, y se han implementado muchas técnicas para duplicar su brillo y optimizar su intensidad. 

¿Cómo reconocer el corte de diamante redondo ideal? 

Para maximizar el brillo de un diamante y optimizar la calidad del corte, el comerciante de diamantes debe cumplir con ciertos criterios relacionados con las proporciones, dimensiones y propiedades ópticas de cada diamante en bruto. 

El diamante en bruto es bastante caro y el corte puede perder hasta el 70% de esta materia prima. Para rentabilizar su inversión, el comerciante de diamantes tendrá la opción: mantener el peso máximo del diamante tallado para minimizar las pérdidas en detrimento de la calidad, o cortar el diamante sacrificando una buena parte de su peso pero garantizando calidad mucho mayor. Por tanto, es posible diferenciar las distintas cualidades de un diamante redondo por: 

  • Diamante de talla ideal: 1,00 quilates con una pérdida del 55% al ​​70% en el diamante en bruto

  • Diamante de muy buen tamaño: 1,10 quilates con 50% a 65% de pérdida de materia prima

  • Diamante de buen corte: 1,20 quilates con una pérdida del 45% al ​​65% en el diamante en bruto. 

La conclusión de todo esto es que un diamante de grandes proporciones no será necesariamente de buena calidad. Suele ser preferible optar por una piedra de menos quilates pero con un tamaño ideal. 

Diamantes "H&A"

Los diamantes redondos perfectamente cortados también se denominan "Corazones y flechas" o "H&A". Son piedras de excelente calidad y bastante raras. Cuando se exponen a una luz especial, revelan patrones simétricos de flechas o corazones. 

¿Cuál es el precio de un diamante redondo?

Cortar un diamante redondo implica una pérdida significativa de materia prima, su precio es naturalmente bastante alto en comparación con otras formas (aproximadamente un 30% más que otros cortes). 

Por supuesto, el precio variará de un joyero a otro, pero también, el quilate, la calidad del tamaño, la pureza, el color y la claridad de la piedra preciosa. En promedio, un diamante redondo costará: 

  • Alrededor de 1500 € por un diamante de 0,5 quilates, 

  • entre 4500 y 6000 € por un diamante de 1,0 quilate, 

  • entre 18-000 € y hasta 21 € por un diamante de 000 quilates. 

La historia del diamante redondo

La primera talla de diamante redondo se remonta al siglo XVI y la leyenda dice que fue el cardenal francés Mazarino el primer diseñador que cortó un colgante en forma de cruz. Por lo tanto, las primeras formas de diamantes brillantes se conocían como Mazarins. 

Con el tiempo, han surgido técnicas más refinadas y complejas y el corte de diamantes ha experimentado una gran revolución. Y así, la forma portuguesa "Peruzzi" o "antiguo corte europeo" apareció alrededor de 1700. 

No fue hasta 1919 que el matemático Tolkowsky estableció las proporciones ideales del diamante redondo y así es como nació el diamante redondo moderno. Por cierto, en ese momento, el corte redondo se llamaba más bien la forma "Tolkowsky". En cuanto a los criterios de calidad y proporciones, los establece el GIA. 

¿Qué joya con un diamante redondo? 

El diamante redondo es la forma clásica y más atemporal de todas. Se adapta a todos los estilos y a todo tipo de bisutería. Garantiza brillo y claridad y agregará una nota glamorosa y elegante a tu atuendo. 

Anillo de diamantes redondos

Los diamantes redondos brillantes se utilizan generalmente para adornar anillos, ya sea anillo de compromiso de diamantes, un solitario o un simple anillo. Un anillo de la trilogía, engastado con 3 diamantes redondos, también salpicaría su mano. 

pendientes de diamantes

pendientes de diamantes son imprescindibles para cualquier mujer que se precie. Con su pureza y claridad, agregarán luminosidad y brillo a su apariencia e iluminarán su rostro. Existe una amplia variedad de modelos: pendientes colgantes de diamantes, chips, pendientes de fantasía, etc. 

Collares y colgantes de diamantes redondos

Un colgante de diamantes, discreta y radiante, asociada a una simple cadena de plata, sublimará tu cuello a la perfección y realzará con gracia tu belleza. Alternativamente, puede optar por una cadena de diamantes redonda o un collar largo. El resultado será aún más elegante y encantador.

El diamante también se asocia con todo tipo de otras piedras preciosas o semipreciosas (zafiro, rubí, ópalo, aguamarina, etc.). Así que no dudes en atreverte a nuevas combinaciones de materiales y colores para mostrar más modernidad y estilo. 

Pulsera de diamantes 

Río engastado con diamantes o brazalete solitario, un brazalete de diamantes realzará sutilmente su vida diaria con sus destellos y brillo. Los estilos son variados, desde un diseño clásico hasta formas más modernas para realzar sus veladas. 

¿Un diamante redondo o un diamante ovalado? 

El diamante existe en forma redonda pero también en forma ovalada. Muy popular, el diamante ovalado es una combinación perfecta para anillos de compromiso, collares y colgantes. 

El corte ovalado presenta tantas facetas como el corte redondo, pero su forma es mucho más alargada lo que da la impresión de que es de mayor tamaño. Por tanto, un diamante ovalado del mismo quilate que un diamante redondo parecerá más grande. Sin embargo, su brillo es mucho menos importante. 

El corte ovalado es una elección perfecta para un anillo de halo o un anillo de séquito. Su encanto es que afina los dedos y permite agrandarlos. Asociado con diamantes redondos, el efecto será aún más sensacional. 

¿Un diamante redondo o un diamante princesa? 

Poético y más moderno, el diamante princesa también cautiva a los espíritus y tiene sus propios seguidores. Tan brillante como el diamante redondo, el corte princesa se usa mucho en joyería y especialmente para anillos y colgantes. ¿Qué elegir, un anillo de diamantes redondo o un anillo de diamantes princesa? 

El diamante redondo, sutil y radiante

El brillo y el brillo son las primeras características que se tienen en cuenta al elegir un diamante. Y por la forma redonda y brillante, ¡podemos decir que es realmente brillante! Incluso es la forma favorita de todos los amantes de la joyería y lo ha sido durante siglos. Un anillo de diamantes redondos es una opción segura para un anillo de bodas y hará brillar el atuendo de la novia. 

El diamante princesa, original y moderno.

Aunque no es tan brillante como el corte redondo, el diamante princesa también tiene un brillo sublime que es superior a otras formas. Más moderno, destaca por su tamaño cuadrado con líneas finas y cuidadas. Esta forma de princesa requiere un trabajo de extrema precisión debido a la fragilidad de sus cuatro ángulos. Pero a pesar de esto, su precio sigue siendo más bajo que el del diamante redondo.  

Posteriormente, el tamaño y la forma del diamante sigue siendo una elección personal. Ya sea un diamante redondo, princesa, ovalado o pera, lo más importante es que realmente te agrada y satisface tus necesidades.

 

Descubra nuestras colecciones

Formas de diamantes en joyas

Nos ofrecemos

  • Envios
    gratuitos
  • Garantizada
    10 años
  • Joyas
    por encargo
  • Pago
    segura
  • Atención Al Cliente
    para usted
  • Certificado
    autenticidad
  • Cambio
    de tamanho
  • Grabado
    gratis
  • Pago en
    varias veces
Cerrar